No son suficientes para erradicar la violencia contra las mujeres; pero son iniciativas que nos concientizan sobre este mal. En mis primeros años de activismo político, incluso durante el tiempo que serví en cargos públicos, no dimensionaba esta pandemia, pero fue precisamente a través de estos espacios cuando pude recorrer el país en sus 24 territorios, que vi la realidad de la mayoría de las mujeres en el país y el mundo; y me comprometí con esta causa.

Las actividades que se realizan durante el 25 de noviembre al 10 de diciembre son lideradas por ONU Mujeres, bajo la consigna de: pinta el mundo de naranja, financiar, responder, prevenir, recopilar; únete para poner fin a la violencia contra las mujeres-.

Deben involucrarse más hombres. Es un tema que involucra a todos porque la convivencia pacífica es vital; a no ser que sigamos creyendo que hombres y mujeres proceden de distintos planetas. En el libro de John Gray, los hombres son de marte y las mujeres son de venus se argumenta que somos biológicamente similares y aunque compartimos el mismo espacio geográfico; nuestros códigos de comportamiento aprehendidos son distintos, por tanto, no dejan de ser roles de género que pueden ser asumidos en equidad e igualdad. (O)


Mónica Banegas Cedillo

Abogada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *